Esta página utiliza cookies propias y de terceros para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo

Volver

¿Puedo grabar metales con una máquina láser CO2?

La respuesta es sí, pero sólo algunos, por eso en este artículo vamos a explicar bien qué metales o con qué materiales. En algunos artículos anteriores hemos explicado en qué consiste el grabado láser, el material se calienta bastante mediante el haz láser que lo toca, dependiendo del tiempo y potencia, se crea un contraste o bien el material se evapora o quema.

Los metales barnizados o anodizados sí pueden grabarse con un láser CO₂, esa capa no refleja en el láser y el barniz se evapora con el calor, produciendo el contraste con el metal. En cambio, los metales que no llevan ningún tipo de barniz o tratamiento necesitan un producto químico especial, para conseguir el contraste.

La pasta o espray para marcado láser CO₂, se aplica sobre el metal, siempre antes de iniciar el proceso de grabado. En el caso de la pasta, hay que mezclarla con alcohol con una proporcionalidad de 60/40 respectivamente y repartir sobre la superficie para que quede uniforme (con la ayuda de un pincel). Esperaremos el secado en ambos productos, suele ser bastante rápido, para poder procesarlo con el láser. Una vez grabado se elimina el producto sobrante o residual limpiando la superficie metálica.

Dentro de nuestro catálogo de materiales encontramos aluminios anodizados para poder trabajar con láser CO₂, además de la pasta y/o espray para aplicar a metales libres de barniz o tratamientos.

  • aluminio-anodizado-blog-2